Mostrando entradas con la etiqueta pseudociencia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta pseudociencia. Mostrar todas las entradas

lunes, 11 de julio de 2016

Álcalis, mentiras y cintas de vídeo

Hace un tiempecillo ya, como muchos sabréis, tuve una polémica con una empresa de venta de productos para llevar una vida alcalina (¿?), que es superchachiguay y que intenta hacerse la estupenda para aparentar que venden algo que funciona, dedicados a sacar provecho de la ignorancia y la inocencia de aquellos a quienes intentan captar. Algunos ya vivísteis la historia en directo, pero creo que es momento de recopilarla y escribirla en condiciones, para dejar claro que lo único que hacen es intentar vendernos la moto. Vamos allá.

lunes, 29 de febrero de 2016

¿Existe el VIH? (I): Una pequeña introducción.

Viriones del VIH en verde. Fuente:
http://www.cdc.gov/media/images/dpk/2014/dpk-vs-hiv-stages/img4.jpg
Por cosas de la vida, y también un poco por la condición que tiene uno, me he visto envuelto hace unos días en una discusión sobre la existencia del virus VIH. Sí, ya sabéis, ése que produce el SIDA. Pues resulta que hay gente que niega que exista. Niega que se haya aislado. Incluso niega que se haya clonado, expresado sus proteínas, aislado su genoma... Seguro que muchos estáis pensando en Pàmies y acertaríais, pero lo cierto es que existen grupos organizados, incluso, como el de Perth.

Pero si, como afirman, el virus no existe, ¿qué hacemos con todas las evidencias que tenemos de su existencia? ¿Qué hacemos con nuestro trabajo los que ya hemos manejado proteínas del propio virus? ¿Qué hacemos con todo el conocimiento que tenemos del mismo? Es más, ¿cómo encaja en sus afirmaciones todo ese conocimiento acumulado? Pues para todo esto tienen respuesta. "Y lo que vino a continuación, te sorprenderá", como suelen decir los clickbaits.

lunes, 16 de noviembre de 2015

Cuando la pseudociencia entra por la puerta...

Vista aérea de Segovia
Segovia, una de las ciudades más hermosas de España
Estamos en esa época del año en que los charlatanes florecen, maduran y salen de gira a predicar sus evangelios luminosos, bienintencionados y chachis, llevando a todos un mundo de luz, color y buen rollo. 

A todos no. A los que nos damos cuenta de sus chaladuras y sus memeces lo único que nos trae es una mala hostia de cojones, y perdónenme el exabrupto. Esto es así ya de base, porque que estos señores, que ponen en serio riesgo la salud de quienes puedan llegar a escucharlos son capaces de hacer hervir la sangre a quienes les escuchamos hacer afirmaciones que atentan directamente contra el bienestar y la salud de gente que, en su desesperación, se agarran a cualquier clavo ardiendo que les muestre un rayito de esperanza, por mínimo que sea. Pero cuando además van a un sitio al que amas, como es en mi caso Segovia, la sangre te hierve mucho más.

Que alguien invite a un charlatán a soltar mierda a su casa me parece grave. Pero cuando lo hace con la colaboración de una institución pública, como es el IES Andrés Laguna, de Segovia, es más grave aún.

lunes, 2 de noviembre de 2015

Epidemia

No, tranquilos, que no me refiero a una rarísima enfermedad mortal que pueda llegarnos a modo de juicio divino y aniquilarnos a todos por pecadores (aunque haya gente a la que le gustaría, y todos sabemos ya de quién hablo). Me refiero a una rara dolencia que sufre una de las profesiones más notorias en todos los países del mundo.

No, tampoco hablo de los peluqueros, por mucho que la IARC clasifique la peluquería como profesión sometida a un riesgo probable de padecer cáncer en categoría 2A. Aunque sí hablaré de la IARC más tarde. Me refiero a los periodistas. Y, más concretamente, a un grupo de ellos, no a todos. Me refiero a ese grupito de periodistas a los que la realidad les importa medio ardite y sólo pugnan por vender un titular o lamerle el ojal al gurú de moda. Sí, son esos que hacen, como yo digo con toda la inquina de la que soy capaz, periodismo gilipollas.

lunes, 12 de octubre de 2015

No engañan a nadie...

... aunque lo pretendan.

Estamos en campaña electoral, señores. Y se nota. No sólo porque hay inauguraciones, los políticos bajan de sus altas tribunas para mezclarse con la plebe, abrazan niños y estrechan manos. No. Sino también porque es época de promesas, de grandes palabras, de proyectos que compartir juntos. Es época de discursos épicos, de gestos y brindis.

Y es que se mezclan con la plebe a la que desprecian y abrazan niños y estrechan manos que les asquean. Es época de promesas vanas, de grandes palabras vacías, de proyectos que veremos, juntos, cómo se quedan en un cajón. De discursos con fallos épicos, de gestos inútiles y brindis al sol. ¿Que no os lo creéis? Pues os traigo un ejemplo: José Antonio Pérez Tapias.

lunes, 8 de junio de 2015

A vueltas con el periodismo gilipollas

Desde hace algún tiempo, en internet se ha tomado conciencia de una cuarta ley de la termodinámica, de un principio científico que había pasado desapercibido hasta ahora. Es un principio muy sencillo, algo de lo que parece fácil darse cuenta. El problema ha residido en que el avance científico en los últimos dos siglos ha sido tan vertiginoso, que hasta que no han pasado un par de generaciones viviendo en la comodidad de su saloncito, con su estómago lleno, su cabeza cubierta y su culo caliente, todo esto no ha eclosionado y no ha salido a la luz. El principio, que se llama principio de Brandolini, lo podéis encontrar junto a estas líneas. Y esta semana hemos vivido un ejemplo muy claro de este principio con el caso del niño con difteria en Olot. Sí, mucho tienen que ver los antivacunas, a los que ya les hemos dado lo suyo. Pero de lo que venimos a hablar aquí no es de ellos, quienes ya están engañados y poco podemos hacer excepto darles en los morros con los datos. Sino de algo que, a nosotros, nos parece mucho más grave.

lunes, 1 de junio de 2015

El escudo que protege...

Juramento de la Guardia de la Noche
... los reinos de los hombres.

Cuando hace unas semanas publicábamos aquí un post referido a los vendehumos pensábamos que habíamos dejado claro la cantidad de mierda que hay por ahí esparcida. Pero la capacidad para generarla es tan elevada, que cada semana nos encontramos con otra basura nueva. Sinceramente, desde este blog no daríamos abasto a denunciarlas todas y comentarlas. Pero la que encontramos ayer hizo verdaderos méritos para aparecer aquí, con tal cantidad de estrategias absurdas y argumentos ridículos, que la vamos a meter. Es la empresa NewEddens, que vende productos de la marca BioVital.

jueves, 14 de mayo de 2015

Talibanes de la estupidez

Imagen libre de pseudociencia sobre transgénicos
La semana pasada, el amigo J. M. Mulet presentaba su libro Comer sin miedo en Argentina. En él, el bioquímico valenciano nos invita a reflexionar sobre si toda la publicidad y las chorradas buenrollistas que invaden la alimentación de un tiempo a esta parte, infundiéndonos el miedo con diversas enfermedades, tales como el cáncer, están justificadas o son solo una patochada para vendernos la modita ridícula de lo ecológico y lo natural. En él encontraremos una parte dedicada a los transgénicos, como no. Para cualquier persona inteligente con media meninge funcional, Comer sin miedo supone una lectura amena, entretenida y, sobre todo, didáctica. Sin embargo, existe una panda de descerebrados que amparados en su propia ignorancia, hacen de su estupidez un escudo y una bandera y envueltos en ella se dedicaron a reventar actos en los que participaba e incluso tuvo que sufrir amenazas de muerte.

lunes, 27 de abril de 2015

Antivacunas: un peligro

A raíz de una discusión en Facebook, esta semana he cambiado el tema del que iba a hablar en el blog. Así que dejaremos el tema de que los científicos no somos ONGs para más adelante y vamos a centrarnos sobre el peligro que supone un colectivo que, amparándose en un artículo falseado de un medicastro, publicado en The Lancet en 1998, han creado una especie de culto anticientífico que no atiende ni a razones ni a realidades. A eso y gracias a la publicación, esta semana, de un artículo que da carpetazo a las pretensiones de los antivacunas y que demuestra, de una vez por todas (otra vez), que las vacunas no provocan autismo

lunes, 13 de abril de 2015

Inocencia vs. analfabetismo científico

Sé que con el post que voy a escribir ahora levantaré muchas ampollas. Pero es que tras ver el programa de Equipo de Investigación del pasado 10 de abril, las ampollas las tengo yo. Y como compartir es de buen cristiano, creo que deberíamos llevar unas cuantas ampollas entre todos. En dicho reportaje, veíamos cómo desalmados cargados de palabras bonitas y falsas esperanzas convencían a gente desesperada y sin conocimientos de comprar aparatos tan caros como inútiles. Aunque lo peor no es eso: lo peor fueron los primeros protagonistas del reportaje: Josep Pàmies y Teresa Forcades, que esparcen sus creencias pseudocientíficas por doquier a gente a quienes la medicina no ha podido ayudar.

jueves, 26 de marzo de 2015

Idiotas ilustrados

Es curioso, muy curioso, cómo alguien que se autodenomina erudito, como es el caso del ínclito Fernando Sánchez Dragó, puede ser víctima de su propia estupidez, mostrando un ejemplo de Dunning-Kruger tan flamante y brillante como el que muestra en la publicación que podéis leer en la imagen adjunta. Si vais a la línea pequeñita que hay bajo su nombre, que le acredita como autor de semejante cagarro, veréis un enlace a su tienda online de mierdecitas variadas. Pero, regodeándose en su disonancia cognitiva, ha puesto mal la URL, dando muestras de su verdadera inteligencia.

lunes, 23 de marzo de 2015

Que no, coño... que no


Envases de productos homeopáticos
Hace unos días recibimos las conclusiones del metanálisis que el National Health and Medicine Research Council o NHMRC, había realizado sobre esa rama de la brujería que llamamos homeopatía. Sí, esa de las diluciones imposibles y las impregnaciones en bolitas de azúcar. Bueno, pues estos señores de las antípodas, tras analizar los 240 estudios mejor realizados por los anumeristas del azúcar, concluyen que la homeopatía no tiene ningún efecto superior al placebo. En ninguna de las condiciones que analizaron. Porque ya sabemos que el síndrome de la cartera llena sí que lo curan. O, a lo mejor, la sed.

lunes, 9 de marzo de 2015

Publicidad gratuita para brujerías y otras chorradas

¿Os imagináis que al frente del Gobierno hubiéramos puesto a un mono que con apretar un botón repartiera dinero a discreción? No, en serio, imaginadlo. Bueno, vale, igual no tenéis que hacer mucho esfuerzo.

Que sí, que ningún esfuerzo. Básicamente por que lo que está ocurriendo últimamente con las financiaciones de los entes públicos es de traca. Por un lado se condena al CSIC, la máxima institución científica de nuestro país, a hacer malabarismos con los presupuestos, a retirar dinero de proyectos concedidos a investigadores para sostener gastos corrientes y a infrautilizar recursos disponibles porque no se pagan las mudanzas (el Instituto Cajal tiene un edificio nuevo y modernísimo en el campus de la UAH que está vacío porque "no hay dinero para mudanzas"). Pero por otro se sufraga la promoción de la estupidez y la ignorancia por parte de TVE.